Nuestra vocación, es tu mayor garantía

Si nos pidieras resumir en una sóla frase lo que podemos hacer por ti, sería esta: “Nos encargamos de las tareas auxiliares de tu negocio online para ahorrarte tiempo, dinero y preocupaciones”

Facturación, atención telefónica, logística… Si lo piensas, son esas tareas auxiliares las que te quitan tiempo y enfoque de las que son realmente importantes para tu negocio, que son aquellas que hacen crecer tus ingresos. Además, no siempre las dominas como quisieras, por lo que te llevan más tiempo del debido y en ocasiones, llegan incluso a frustrarte. ¿Te imaginas la tranquilidad y el tiempo que podría aportarte el tener delegadas todas esas tareas?

Por eso estás aquí y, sinceramente, entendemos que te preguntes por qué elegirnos a nosotros. En el fondo, todos queremos lo mismo: alguien en quien poder confiar plenamente, tanto a nivel humano como profesional. Sentirte seguro, dormir tranquilo, contar con un apoyo firme. Y, a poder ser, pagar sólo lo necesario. Si quieres saber nuestra opinión, tener todo esto es posible y no deberías conformarte con menos.

Mi nombre es David Gallego y soy el fundador de Tu Oficinista. Después de más de 20 años dedicado a la gestión empresarial (desde mayo de 1999 exáctamente), la verdad que he hecho de todo en ese área, desde pasar contabilidades de forma mecánica en despachos de un metro cuadrado, hasta ser responsable de compras o de calidad para empresas que facturaban 8 cifras a final de año.

2013 fue un año complicado, después de siete años como máximo responsable de gestión en una gran empresa constructora, pasé en apenas seis meses a estar trabajando a media jornada. Tocaba cambiar el chip, y así fue como la idea empezó a tomar forma en mi cabeza… ¿Y si Dioni (que así se llamaba mi jefe) pudiera contar con mis servicios, pero sin soportar todas las cargas laborales que yo le estaba generando y que él ya no podía afrontar? A su vez, clientes y proveedores de la empresa donde trabaja me preguntaban si podía dedicar algunas horas de mi tiempo libre a echarles una mano, ya que habían tenido que prescindir del personal administrativo también por la crisis. La idea de negocio tomaba cada vez más fuerza, como un puzzle al que le van faltando pocas piezas, y todo se reducía a arriesgarse, dar el salto y apostar por ella. Tu Oficinista había nacido.

Lo que pasó después te lo puedes imaginar, Dioni, pasó a ser mi primer cliente, desde que tiene contratado el “Pack Gestión”, ambos hemos salido ganando. Y no sólo nosotros; también la gente que forma parte de mi equipo y los demás clientes, autónomos y empresarios que han decidido cambiar el modo tradicional de hacer las cosas por uno que funciona mejor y cuesta menos.

Y ahora, nos faltas tú…

Hemos tratado de llenar esta página web con toda la información útil que te ayude a saber quiénes somos, qué hacemos y cómo trabajamos. Nos hemos esforzado por hacerla amena y fácil de entender para que no pierdas ni un minuto de tu valioso tiempo y, sobre todo, para que te sientas cómodo con nosotros.

Pero lo que de verdad no gustaría es que te pongas en contacto con nosotros. En serio: queremos conocerte, saber cuáles son tus problemas, tus deseos, tus necesidades y poner a tu servicio todo lo que sabemos.

Cuéntanos, ¿qué te preocupa?

En lo personal...

Soy un optimista empedernido, adoro la vida y valoro cada momento porque soy consciente del gran tesoro que es ser feliz cada día. Mi trabajo es mi pasión, mi hobby y lo que siempre quise ser de pequeño. Haber conseguido vivir de ello con mi propia empresa ha sido ver cumplido uno de los sueños más importantes de mi vida.

Aunque a lo largo de esta sección hablo sólo de mí como único fundador de Tu Oficinista, lo cierto es que no fué sólo cosa mía. Mis hijas, que se fueron gestando a la vez que lo hacía mi emprendimiento, son la energía que hace que todo funcione, la ilusión en los momentos bajos, y el principal motivo para todo. Cuando no estoy detrás del ordenador, es porque estamos jugando a cualquier cosa. Ellas junto con Mery, mi mujer, son el auténtico secreto de la felicidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad