Cinco estrategias de fútbol aplicadas a tu empresa

FutboltuoficinistaLa relación entre el mundo del fútbol y la empresa se viene produciendo desde hace unos cuantos años de forma mucho más estrecha. Por un lado, el mundo del futbol se ha profesionalizado mucho en la gestión fijándose en el mundo de la empresa. No hay más que ver como han crecido algunas áreas en los clubes de fútbol como por ejemplo el marketing. Pero hoy vamos a ver el caso contrario, cinco estrategias del fútbol aplicadas a tu empresa.

No es la primera vez que la empresa pone sus ojos en el mundo del fútbol. El espíritu de equipo, ha sido una de las cuestiones que la empresa ha luchado por implantar en sus modelos de trabajo. El fútbol ha sido una de estas referencias, donde la lucha por un objetivo común, ganar un título, se ha querido llevar también al mundo de la empresa, donde el objetivo puede ser una cifra de ventas, por ejemplo.

El tiqui-taca aplicado a la empresa

En el fútbol, un estilo muy de moda en los últimos años es el juego combinativo, que apuesta por conseguir el gol a través de múltiples pases a través de todas las líneas, de mandar en el juego con la posesión de la pelota para conseguir el gol. Pero ¿cómo aplicar el tiqui-taca a la empresa?

Se trata de implicar a todos los departamentos en el objetivo común, pongamos una venta, donde desde el departamento de administración, al técnico, comercial o de marketing tienen que jugar sus bazas y procurar dejar en ventaja al departamento siguiente para que culminen con éxito su trabajo. No sólo se trata de llevar adelante nuestras tareas, sino de facilitar la de los demás.

Además el éxito de este modelo de juego depende de la velocidad con la que se traslada el balón, de la pausa y la intensidad. No en todas las fases de la venta se puede ir tan rápido con el cliente. Mientras que en los contactos iniciales, la venta no es el objetivo y tenemos que poner la pausa para ganar la confianza del cliente, en los últimos metros, en el área, será cuando nuestro departamento comercial en la reunión de ventas acelere la velocidad del balón para conseguir el gol.

Pero también conceptos como el toque y la triangulación son claves en esta estrategia del fútbol. Algo que también podemos aplicar a las ventas, en conceptos como las ventas cruzadas que nos permiten mejorar la facturación cuando se ofrecen productos complementarios a otro producto por el que el cliente ya se ha decidido.

El contraataque : presión en todo el campo y robo de balón

Otra estrategia en el fútbol es apostar por el contraataque. En este caso el equipo espera a su rival en campo propio, todos juntos y agrupados esperando la oportunidad para robar el balón y salir rápidamente a conseguir el gol. En la empresa podemos aplicarlo cuando nuestra organización no es líder en el sector, pero puede jugar al contraataque con grandes empresas buscando sus puntos débiles y potenciando su actuación por este campo. Un ejemplo puede ser el pequeño comercio que apuesta por especializarse en un área concreta como respuesta a una gran superficie contra la que no podrá competir en precios.

También planteando ofertas que contrarresten a la competencia. Un ejemplo podría ser el comercio online que utiliza un servicio de monitorización de precios, que le avisa de las ofertas de la competencia para mover sus precios en función de las que realizan los demás. Aquí es importante que toda la empresa esté alineada con esta estrategia y se puedan detectar las oportunidades de negocio o nichos de mercado para explotarlos antes de que otras empresas consigan posicionarse.

Extremos y juego por las bandas, juego rápido y directo también en la empresa

Otros equipos apuestan por un estilo de futbol más directo, trasladando el balón en el menor tiempo posible de la línea defensiva a la delantera para marcar gol. Ya sea a través de extremos rápidos y abiertos en banda que desbordan y centran o colgando balones a la olla, la cuestión es intentar marcar y finalizar cada jugada.

En este caso, podríamos hablar de empresas que trabajan la venta con puerta fría, donde se llega directamente al cliente, se busca generar interés y cerrar la operación a ser posible en la misma visita. Se trata de detectar rápidamente si hay interés o no por parte del cliente, ya que en una táctica como esta no interesa perder el tiempo con clientes que no van a acabar comprando nuestro producto.

Cerrojazo y aprovechamos las jugadas de estrategia

Otra táctica de juego es la ultradefensiva, donde el objetivo es que no nos marquen gol. El cerrojazo o catenaccio italiano es el mejor exponente con una disposición táctica de 5-4-1, donde lo más importante es no correr riesgos. En muchos casos la posibilidad de marcar se basa casi exclusivamente en aprovechar las pocas ocasiones de gol que tiene el solitario delantero, pero sobre todo en las jugadas de estrategia.

Un ejemplo son las empresas que en épocas de incertidumbre económica se concentran en el núcleo de su negocio, vendiendo muchas veces filiales u otras empresas que no están en el corazón de su negocio. Se trata de afrontar una situación económica difícil concentrándose en lo que mejor saben hacer, optimizando los costes y preparando las mejores ofertas gracias a ello. Puede que no sea el juego más vistoso, pero es muy efectivo.

Nuestro balón de oro, cómo aprovechar al mejor jugador del equipo

Todos los equipos tienen su balón de oro, en función de su presupuesto. Y tienen que saber sacar partido de las características de este jugador franquicia alrededor del cual se construye muchas veces el equipo. Si lo hacen bien conseguirán ganar muchos partidos.

En las empresas también existen este tipo de trabajadores estrella, el balón de oro de los comerciales que factura el solo el 80% de todo el volumen de la empresa. Se trata de aprovechar esta facilidad para la venta y tener el mayor tiempo posible a este empleado en esta tarea, haciendo que el resto del equipo le facilite el trabajo, tanto a nivel administrativo como técnico para que el sólo tenga que preocuparse de hacer lo que sabe, vender.

Tiramos de cantera o de talonario para fichar jugadores en nuestro equipo

Por último, y aunque no tiene que ver exactamente con la táctica, no me gustaría acabar sin hacer una mención a la filosofía de los clubs a la hora de conformar las plantillas. Hay equipos que tiran de cantera para suplir las vacantes mientras que otros prefieren tirar de talonario y fichar fuera.

En las empresas ocurre lo mismo. Hay empresas que prefieren ocupar los puestos vacantes con promoción interna, de manera que una parte del proceso de adaptación del nuevo empleado se reduce, ya que el trabajador que es promocionado tendrá que acostumbrarse a su nuevo puesto pero ya conoce la empresa, su filosofía, su funcionamiento interno, etc. y su adaptación será más sencilla.

 



Buscar

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política